miércoles, 31 de julio de 2013

Ángel y diablo, bipolares consejeros de ellos mismos y sus intereses ¡únicamente cree en ti!

Una de las pocas verdades que aprendes en un Parque de Bomberos es que uno tiene un ángel de la guarda diminuto, blanco, bueno, celestial, que nos sopla en la oreja sobre nuestro hombro derecho, y un diablo con cola, cuernos, infernal, que se esconde en el hombro izquierdo, sugiriendo malos pensamientos en el oído contrario.
Ángel y diablo no hablan entre ellos, se disputan el poder dentro de nuestra conciencia, tratan de apoderarse de nuestra mente.
Ejemplo;
Uno entra de servicio y el ángel dice: "mete la cabeza en el trabajo, vuélvete sordo de maledicencias". Uno entra, asiste al relevo y trata de volverse sordo, lo que no se escucha no afecta, trata de pensar en otras cosas, "ponerse cascos da el cante", pero en ese mismo instante el diablo saca la lengua: "y el acto que se supone que debía de ser -un relevo- en seguida se torna "otra cosa", da igual el bando que dispare, son balas al viento, palabras sonda, medias verdades, vaguedades y palabras vacías que rara vez coinciden el contenido con su continente (algunas veces, las menos, hay hasta relevos que parecen lo que son).

Eso que uno llama "el yo, el ego" sopesa los argumentos y, sin querer, ya estás en el juego, con silencio o incluso a veces inquiriendo a ser partícipe de algo, que no sabes de qué va… ni va, ni cuenta contigo…

La razón lógica apunta a que el ángel siempre tiene la razón… ¿la tiene? unas veces sí, otras veces no, ¿quién tiene razón? ¿es la verdad un valuarte inmutable? en el ángel y en el diablo, a veces creo que el diablo malpensado tiene más razón que el ángel bienpensante.
  • "Me río de mí y de mis errores"
Algunos hombres solo quieren ver el mundo arder.
Ángel y diablo no siempre se ocupan de temas importantes, de hecho cuando te gobiernan uno u otro, se meten el 90% del tiempo en bobadas, ¡cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo! suele decirse ¿no? ¡hombre parado malos pensamientos!, de hecho, en los Parques, cuando mejor ambiente hay es cuando hay "tarea", pero trabajo de verdad, de BOMBERO, de ese "bombero reactivo" del que cuando suenan los timbres corre a la cochera, se viste con cubre, chaquetón y casco, y termina de ataviarse con ERA en la bomba, que va pegando saltos entre badenes y mareando como en una barca con oleaje, con las cabinas estabilizadas de las autobombas, hasta que llega al lugar requerido, donde "hay veces" que la información inicial y el "pescado final" que te encuentras hasta coinciden ¿incendio en vivienda? que resulta ser el vapor de una secadora, ¿incendio forestal? que es un metro cuadrado de pastos, ¿accidente de tráfico? y cuando llegas es un coche que lleva semanas parado… ¿habla el diablo dentro de mí? o, sencillamente, la experiencia de tantas "falsas alertas".
Si no quieres parecer "un muñeco" en manos de "otros" (aunque hay veces que las cosas son, sencillamente, lo que parecen), ironía es que "los que te controlan sólo creen únicamente en ellos mismos", mientras que tú, "el controlado, sueles creer en los que te controlan", mientras te mientes acerca de que ¿no estás controlado? y que los controlados ¿son los otros? sin entender que "los otros", en los ojos que te miran, eres tú mismo ¿tan difícil de entender? ¡tan fácil de ceder el control! ¡Sabes! ¿cuál fue el mejor truco del diablo? convencer al resto del mundo de su "no existencia" (me lo dijo mi oído celestial).
Y cuando la política entra en el Parque… ya no me refiero al "compañero frikie" que parece un "hooligang*" de bases ideológicas, personajes politiqueros, (que de esos siempre suele haber uno o más por turno) si no a "aspirantes" a partidos, antes uno se subía a la "plazuela" del pueblo a "tomar chuipitines con los políticos" y traer y llevar chismes, ahora son las redes sociales el lugar de encuentro, trayendo y llevando "tuit´s", las caras cambian, los medios cambian, el canal cambia, hasta el parque con tiempo y dinero cambia de sitio, lo que no cambian son los prejuicios y las filosofías de servicio...
Lo que nosotros reconocemos en un hombre, eso lo hacemos arder también en él.  

Friedrich Wilhelm Nietzsche
El caso es que van pasando los años, y los "bipolares", con ese "ángel vs diablo" en su oído, o sucumben hacia el cielo, o se queman en los infiernos, el problema muchas veces es "confundir cielo e infierno", es decir, ¡ser admirado por lo que no se es, ni se siente, fingiendo conductas para recibir palmaditas en la espalda! y otra es "ser despreciado, temido, respetado por ser fiel a uno mismo", en este mundo -el diablo ante los ojos de los demás- ¡de la manada!.
Dicen que los lobos van en manada porque la fuerza reside en el grupo, y "que nadie" va sin ese calor de grupo porque no aguantaría por su propia fortaleza, lo que ya no sé es en qué oreja se dice eso ¿la derecha o la izquierda?.
*Hooligan y hooliganismo son anglicismos utilizados para referirse a seguidores de equipos de fútbol

lunes, 1 de julio de 2013

BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH!

BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH! BEE DOH!
Los minions BOMBEROS que aparecen en la secuela de GRU han calado fuerte
No obstante a "Gru 2" le niegan su estreno en China, al menos así lo confirma el periódico Los Angeles Times asegurando que la exitosa película de Illumination Entertainment no llegará a los cines chinos.